Feeds:
Entradas
Comentarios

Meme de libros

Voy a romper mi silencio para seguir un meme de libros que he visto en Física de la Ciencia Ficción, que hablar de libros siempre es interesante.

Un libro que cambió mi vida:

No sé si se podría considerar cambiar mi vida, pero sí contenían algunas citas que pasaron a formar parte de mi ética particular y me dieron bastante qué pensar. Entre ellos: El señor de los anillos (esa escena entre Gandalf y Frodo hablando sobre la “pena de muerte”), Fundación (y la particular filosofía de Hari Sheldon) y El jugador de Dostoievski (las ganancias de uno son las pérdidas de otro).

Un libro que tuve que leer más de una vez:

He releído bastante. Es lo que tiene cuando te has leído todos los libros que hay a tu alcance, quieres seguir leyendo y además tienes memoria de pez. Pero si hay algunos que releo y releo con mucho gusto son los libros de Tolkien y Michael Ende. Por Kundera y Pratchett también siento debilidad.

Un libro que me llevaría a una isla desierta:

Es difícil escoger un solo libro. Por practicidad alguno sobre supervivencia y cultivos. Por placer, cualquiera de los autores mencionados en el párrafo anterior. El libro de supervivencia zombi podría ser útil si ese es el motivo por el que estoy en la isla desierta.

Un libro que me hizo reír:

Sin noticias de Gurbs, y la saga de Mundodisco, del Éxodo de los gnomos, la biografía de Groucho Marx y la Guía del autoestopista galáctico son los libros con los que más me he reído (hasta el punto de que la gente me miraba raro al no poder contener las carcajadas al leer en público).

Un libro que me hizo llorar:

Recuerdo haber llorado con varios títulos pero no recuerdo cuales ahora mismo. Salvo dos excepciones, recuerdo haber llorado como una magdalena con El club de los poetas muertos y Tigana.

Un libro que me hubiera gustado escribir:

Prácticamente cualquiera de Kundera. O el invierno en Lisboa.

Un libro que aborrezco:

Es raro que llegue a sentir odio por un libro. Recuerdo haber odiado un libro hace tiempo, que me pareció muy malo, El oro de los sueños.

Un libro que me decepcionó:

Quizá por la expectación creada, La sombra del viento. O las Crónicas de Narnia, me pilló por sorpresa la misoginia y racismo del autor.

Un libro que estoy leyendo ahora:

Estoy terminando El dilema del prisionero, intentando ponerme con Historia de dos ciudades y me quiero releer Mundodisco, estoy releyendo el primero El color de la magia.

Un libro que pretendo leer:

Aquí irían muchos. Tengo una estantería repleta en casa de libros pendientes de leer. Hay un poco de todo, desde divulgación, a teatro, narrativa… Por decir algunos: Conversaciones físicas con mi perro, El conde de Montecristo, una recopilación de historias de zombies, Un antropólogo en Marte o El almuerzo desnudo.

Y ya está. Quedáis invitados a hacer lo mismo en los comentarios si queréis.

//

Como he visto en TBDC que había un concurso interesante en la web de la FNAC, he decidido subirme al carro y participar también. Además, eso de hacer una wishlist con lo que me gustaría que me regalaran o lo que me compraría si me tocara el premio, tiene un punto de soñar despierto que me gusta.

Así, que aquí va mi wishlist, según las bases del concurso:

1. Persépolis, 25 €

2. El Caballero Errante, 12,95 €

3. The Walking Dead Chronicles, 20 €

4. V de Vendetta, 35 €

5. Simon´s Cat III, 14 €

6. From Hell, 23,95 €

7. Watchmen, 35 €

8. Metamaus, 22,75 €

9. Los Mitos de Cthulhu, 22 €

10. Curso de oregonés para foranos, 15 €

11. Porco Rosso, 9,99 €

12. Princesa Mononoke, 11,99 €

13. Nausicaa del valle del Viento, 9,99 €

14. Nicky, la aprendiz de bruja, 7,99 €

15. El castillo en el cielo, 7,99 €

16. Ponyo en el acantilado, 7,99 €

17. Cuentos de Terramar, 7,99 €

18. Mis vecinos los Yamada, 7,99 €

19. Recuerdos del ayer, 7,99 €

20. The Elder Scrolls: Skyrim, 62,96 €

21. Singstar + micrófono, 44,96 €

22. Batman Arkham City, 55,31 €

23. Red Dead Redemption, 36,41 €

24. Ordenador sobremesa HP, 1295 €

25. Panasonic Home Cinema, 185,07 €

26. Einstein vs Predator, 18,90 €

27. La ciencia es divertida, 6,95 €

Total: 2011,12 €, inferior a 2012, ¡conseguido!

Os invito, si alguien se atreve, a dejar su Top 5 de Tonterías que más os molestan. Esas pequeñas cosas que, sin tener ninguna importancia, y que pueden tener una razón o ser totalmente ilógicas, os dejan mal cuerpo cuando alguien las hace. Molestar no en el sentido de enfadarse, sino de sentirse incómodos hasta que las corregís.

Aquí os dejo el mío.

1. No cerrar los tapones del jabón, champú, etc.

2. Que alguien me coja el portátil para hacer una búsqueda en Google, lo haga desde la barra de direcciones y no lo borre después. Asimismo, no cerrar las ventanas de los programas que ya terminaron de usar o minimizarlas.

3. Cambiar un objeto decorativo de sitio. Sí, es parte de mi pequeño TOC. Cada cosa tiene su sitio.

4. Que hagan ruido al morderse las uñas.

5. No bajar la tapa del WC.

Top 5: las mejores canciones

Y retomando la serie de Top 5, aquí van 5 canciones que me marcaron (o que fueron himno de mi vida en algún momento determinado). Como siempre, no están todas las que son, pero son las que se me ocurren en este momento. Anímate y déjame tu Top 5, que además con suerte hará que descubra alguna gran canción.

1. I can hardly wait, de Juliette Lewis, de la BSO de Días Extraños.

2. Duvet, de BOA, de la BSO de Serial Experiments Lain.

3. Serenity de Godsmack.

4. Déjame entrar, de César Rodríguez.

5. Down in a hole, de Alice in Chains.

Podría poner muchas otras en las posiciones 4 y 5, pero las tres primeras siempre aparecerían. Podría poner algo de Blind Guardian, de Alanis Morissette, de Placebo, Extremoduro (ese So Payaso), Silvio Rodríguez, Antonio de Pinto, Stome Temple Pilots, Ricardo Arjona, X-Japan, Hammerfall, Stratovarius, Bush, Iron Maiden, Dream Theater, Evanescence, Los Suaves, Copiloto… y tantos, tantos otros, con canciones que en su momento no podía dejar de escuchar o que ponían en palabras y música lo que estaba sintiendo. Me da pena no poder hacer un hueco a todos, pero prometí sólo 5.

 

Top 5: las peores películas de la historia

Si alguien se anima, que deje en un comentario su Top 5.

Estas son las 5 peores películas que recuerdo en estos momentos:

Undercover Brother: la versión afroamericana de Austin Powers. Peor, imposible.

Despierto (awake): tan mala, que ni siquiera fui capaz de vérmela entera e iba adelantando trozos. Infumable. Ni siquiera Jessica Alba le pone algo de belleza al asunto.

Gremlins 2: sufrimiento. Eso es lo que recuerdo de esta película. Sufrimiento y la seguridad de que los guionistas estaban muuuuy fumados.

Battle Royale 2: con lo buena que era la primera parte. La segunda no comienza mal, pero en seguida se le acaba yendo la olla a los guionistas. Acaba por no tener nada que ver con la primera, tratando temas totalmente distintos, pro-terrorismo y pro-revolución. Desperdicio de mi tiempo.

La gran aventura de Mortadelo y Filemón: tenía esperanzas en ella, me encantan Mortadelo y Filemón. E intenté verla dos veces y las dos veces me quedé dormida a los 10 minutos. Y se supone que es una película de humor.

 

Varios

* El lobo estepario, de Herman Hesse.

Por fin acabé de leer este libro que había dejado a medias hacía mucho tiempo. Y no por falta de interés. Debo decir que era tan bueno como lo recordaba o incluso más. Lleno de pasajes que no paraba de subrayar (en el eBook, lo tengo en papel, pero como leo en el autobús me es más cómodo llevar mis libros de manera virtual), algunos cargados de razón, otros dando mucho sobre lo que meditar y otros proféticos de una manera sobrecogedora. Dejo las citas para posteriores entradas, aquí voy a centrarme en una pequeña crítica. Y es que es un libro totalmente recomendable. A ratos consigue que nos sintamos muy identificados, a ratos resulta hilarante y absurdo, pero desde luego nunca nos deja indiferentes.

Lo recomiendo encarecidamente, y debiera ser lectura obligada.

* Estratos, de Terry Pratchett.

Me esperaba algo del estilo Mundodisco o El Éxodo de los Gnomos, o incluso algo del tipo Los habitantes de la alfombra, y me encontré con un relato muy interesante de ciencia ficción. Pratchett no deja de sorprenderme. Al menos así es al principio. A medida que avanza el libro, de repente el relato de ciencia ficción, con leves pinceladas de su particular estilo, acaba derivando en un sinsentido de una parodia de los mundos fantásticos, causando el éxtasis mental de nuestro lado friki.

A mí me gustó muchísimo, pero sólo lo recomiendo para aquellos amantes del humor surrealista. Si te gusta Douglas Adams, y crees que Cecile B. Demented o Kiss Kiss Bang Bang fueron buenas películas, además de vivir numerosas aventuras en mundos fantásticos en tus partidas de rol o en los relatos de tus libros favoritos… ¡corre a leer este libro!.

* Nosotros la gente comprada, de Frederick Pohl.

Pequeño relato de ciencia ficción, cuya idea me pareció muy interesante, y cuyo final es demoledor. No quiero desvelar nada, sólo recomendar su lectura a quienes les guste la ciencia ficción. Se lee en un suspiro, y creo que da para algún pequeño debate. Me dejó mal cuerpo, pero creo que es una idea que abre la puerta a muchas ideas para aventuras e historias. Podría incluso combinarse con Podemos Recordarlo Todo por Usted.

* El andar del borracho, de Leonard Mlodinow.

Y otro gran libro. Últimamente tengo mucha suerte con los libros que escojo leer. Lo vi en una estantería del Fnac, me decidí a llevarlo, junto con otros libros de divulgación… y la verdad es que no me arrepiento en absoluto. Un libro muy interesante sobre como el azar gobierna nuestras vidas, a pesar de que el ser humano esté siempre intentando ver patrones en todo (cosas de nuestro instinto de conservación). Algunas de las ideas ya las conocía, pero fue muy ameno verlas tan bien explicadas y siempre acompañadas con ejemplos reales y en algún caso de actualidad en su momento.

Se llegan a conclusiones asombrosas, totalmente contrarias a la intuición, pero con los ejemplos que da, y paso a paso, puedes seguir perfectamente los razonamientos y darte cuenta de que nuestra mente nos engaña totalmente y que efectivamente nos equivocamos.

En resumen, otro de esos libros que debería ser de obligada lectura. Totalmente recomendable.

* El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial, de Sherman Alexie.

Una gran sorpresa. Lo compré por un euro en el mercadillo de las jornadas Ayudar Jugando (jornadas de ocio donde se recaudan fondos mediante un mercadillo, subasta y donaciones para comprar juguetes para niños cuyas familias no se los pueden permitir), y me esperaba un libro cómico, pero cuando empecé a leerlo enseguida me di cuenta de que me encontraba con material del bueno. Una pequeña joya de la que nunca había oído hablar.

El libro trata de un joven indio con múltiples problemas, que decide intentar conseguir algo en la vida y huir de su ambiente, teniendo que enfrentarse al desprecio de sus vecinos y a los recelos de sus nuevos compañeros blancos. Muestra la pobreza desde un punto de vista muy real pero que nunca nos habíamos parado a pensar (pobreza no es una nevera vacía, es no tener dinero para llevar a tu mascota a un veterinario y tener que matarla, porque una bala sólo cuesta dos céntimos), la desesperanza en la que se encuentra su pueblo, golpeado por el alcohol, el desempleo, etc. Está lleno de pequeños microrrelatos dentro del relato, algunos cómicos, otros tristes, otros… tan debastadores que te dejan un buen rato en estado de shock, a pesar de que parece que no te esté contando gran cosa… y te lo está contando todo.

Sorprende aun más al conocer algo de la biografía del autor. Un hombre con los mismos problemas médicos que el protagonista, criado en la misma reserva, que abandonó para poder ir al mismo instituto, con el amor por el mismo deporte… Evidentemente se trata de una novela con un alto grado de autobiografía.

¡Y viene acompañada de dibujos realmente notables!

Gran regalo para estas navidades, apta para público juvenil y adulto.

Me recordó mucho al sentimiento de leer Firmin en su momento. Firmin está a un nivel muy superior, este libro no entra dentro de las grandes joyas, no considero que sea una de las mejores novelas de la humanidad ni mucho menos. Pero… tiene algo, vale la pena.

Contra las magufadas

Vía Amazings.es: Si una vez leído, deseas firmar el manifiesto, pulsa en el enlace situado al final del texto. También agradeceríamos que, si lo consideras conveniente, lo difundieras entre tus contactos.

MANIFIESTO POR UNA UNIVERSIDAD LIBRE DE PSEUDOCIENCIA Y OSCURANTISMO

Ante la cada vez más abundante proliferación de conferencias, cursos, seminarios y todo tipo de actividades que diferentes corrientes pseudocientíficas están desarrollando dentro del marco de las universidades españolas y latinoamericanas, tendencia que cristaliza en la reciente creación de una Cátedra de Investigación sobre Homeopatía en la Universidad de Zaragoza, los abajo firmantes (científicos, profesores, alumnos y ciudadanos en general) nos vemos en la necesidad de manifestar lo siguiente:

La colaboración entre la Universidad y la Empresa, así como con otros organismos y agentes sociales es enriquecedora, productiva y debe ser considerada como una de las prioridades de la política universitaria. Los acuerdos y contratos para la transferencia de resultados de la investigación a la empresa privada pueden representar una importante fuente de financiación para las universidades públicas; los cuales, desarrollados convenientemente, permiten una mayor productividad científica y la optimización de las aplicaciones de tal actividad. Sin embargo, creemos que no es justificable que la Universidad busque vías de financiación a cualquier precio, y aún menos si con ello pervierte su filosofía y fines fundamentales.

La Universidad Pública, como cualquier otro organismo de la administración, debe estar al servicio del ciudadano, manteniendo un contacto permanente con la sociedad de la que forma parte, mediante una comunicación constante que permita la sintonía entre el mundo universitario y las necesidades sociales. Para cumplir estos objetivos, la Universidad debe ser un adalid en lo referente a innovación y a exploración de nuevos caminos para el conocimiento. La Universidad nunca debe ser una estatua, sino una animación en constante movimiento.

No es posible entender la función investigadora y el compromiso social de la Universidad sin la imbricación con su papel fundamental en la formación de ciudadanos libres, capaces de enfrentarse al mundo mediante una mentalidad crítica que les permita escapar de las cadenas de la irracionalidad, la superstición y la ignorancia. Esta función docente, completamente consustancial a la institución universitaria, va más allá de las aulas, al representar la Universidad un referente en cuanto a conocimiento y racionalidad para toda la sociedad.

En este sentido, la Universidad juega un papel muy importante ante el avance que en la sociedad contemporánea están teniendo determinadas corrientes anticientíficas y antirracionales, que pueden suponer un significativo retroceso hacia el oscurantismo y la superstición, algo que se encuentra en el polo opuesto de los objetivos universitarios. Nos preocupa, como universitarios y como ciudadanos, que bien entrado el siglo XXI cada vez prolifere un mayor número de terapias más próximas a la magia que a la medicina, en muchas ocasiones amparadas por instituciones y empresas médicas profesionales; nos preocupa que presidentes de gobierno consulten astrólogos; que pulseras mágicas declaradas oficialmente fraudulentas sean portadas por ministros de sanidad y constituyan el regalo más vendido de las últimas navidades; que cada vez haya más ciudadanos que crean firmemente que las vacunas son tóxicas y nefastas para la salud; que aumente el número de enfermos que abandonan el tratamiento médico para abrazar alternativas esotéricas; nos preocupa muy seriamente que gran parte de la población vuelva a confiar más en los curanderos que en la medicina científica.

Nos preocupa que la Universidad pueda convertirse en un mercadillo que de cabida a cualquier alternativa irracional al conocimiento científico. Sólo una mal entendida apertura de mentalidad puede justificar que se enseñe alquimia en las Facultades de Química, ufología en las de Física o el diluvio universal en las de Historia. Ofrecer el foro universitario a las pseudociencias, en igualdad de condiciones con el conocimiento racional, no se traduce en ningún enriquecimiento cultural, sino en una validación universitaria de la superstición y la charlatanería. Difícilmente podremos educar a nuestros hijos sobre la inexistencia de bases empíricas en la predicción astrológica si van a encontrar en el campus universitario cursos de postgrado en astrología.

Reza una de las máximas en ciencia que la razón no debe aceptar algo como cierto sólo porque lo afirme mucha gente o porque lo suscriban personajes importantes, y que siempre es necesario detenerse ante cualquier afirmación y dudar sobre si es o no cierta. Esto obliga a actuar mucho más despacio, a sopesar cuidadosamente las opciones, a avanzar con cautela ante cualquier tipo de propuesta. Y esta es una de las cosas que creemos firmemente que debe enseñarse en las universidades.

Por todo ello, nos preocupa que la Universidad de cabida a cursos sobre acupuntura, a conferencias sobre creacionismo, a seminarios sobre astrología y a cátedras sobre homeopatía. Nos preocupa especialmente si no se enfocan como un debate crítico y un análisis racional, sino con un presupuesto de funcionalidad y validación científica de los que no sólo carecen, sino que están en frontal oposición al espíritu crítico universitario.

En el caso concreto de la homeopatía, aunque de igual aplicación para el resto de pseudociencias, no se ha demostrado científicamente ni su fundamento teórico (que contradice nuestros conocimientos sobre química y medicina más elementales), ni su efectividad más allá de un placebo. Décadas atrás, se destinaron importantes estudios a buscar una posible base en los postulados homeopáticos, los cuales no han variado significativamente en doscientos años, base que jamás se encontró.

Nos resulta extremadamente paradójico que mientras gobiernos europeos retiran fondos y apoyos estatales a la práctica homeopática, en España se instauren cátedras dentro de las universidades públicas. El aval que esto supone, sitúa a la homeopatía, a la astrología o al espiritismo dentro de la categoría de disciplinas universitarias; máxime cuando no nos encontramos exclusivamente ante una actividad de investigación sobre un fenómeno dudoso, sino ante una institucionalización dirigida a la formación y divulgación de estos postulados.

Consideramos por último, que si bien está justificado profundizar y destinar fondos a cualquier aspecto que pueda ser investigado, la especial situación económica actual convierte la inversión de esfuerzo y medios en este tipo de disciplinas totalmente desacreditadas en un acto de puro despilfarro de recursos, que podrían emplearse en líneas de investigación y docencia muchísimo más prioritarias.

Las personas que desde distintos estamentos y colectivos de la sociedad suscribimos este manifiesto, deseamos llamar la atención sobre este importante aspecto al conjunto de la población y, especialmente, a las autoridades académicas y gubernativas, confiando en que la razón acabe imponiéndose sobre la superstición y el oscurantismo.

FIRMAR EL MANIFIESTO